Qué es el método Montessori y cómo aplicarlo en casa

Lo más vendido

“Ayúdame a hacerlo por mí mismo”. María Montessori

El hogar es, sin lugar a dudas, el espacio donde todo comienza para los niños. La experiencia de educarlos es una tarea que requiere mucha paciencia y atención. María Montessori fue una pedagoga italiana que dedicó gran parte de su vida a mejorar la educación infantil. Creó el famoso método Montessori, un sistema de educación que se fundamenta en el respeto a los derechos de los niños y en su capacidad espontánea de explorar y aprender.

Este método nos invita a entender que los niños deben tener completa libertad para aprender y desarrollarse por sí solos, en un ambiente de comprensión y afecto que sea siempre estimulante. Montessori estaba convencida de que el niño puede aprender y desarrollar todo su potencial si está en un ambiente adecuado que fomente su crecimiento.

Para ella era muy importante el papel orientador de los adultos,  especialmente el de los padres quienes son los principales guías del niño, los responsables de mostrarle su entorno y todas las potencialidades que están presentes en él.

El orden, la seguridad, el diseño y el acceso a las herramientas son elementos muy importantes que deben estar presentes en el lugar donde se desenvuelven los pequeños, ya que Montessori pensaba que eran aspectos que estimulan su aprendizaje.

¿Cómo puedes aplicar este método en casa?

  1. Crea un espacio adecuado

 

Delimita espacios Montessori y decóralos con distintos juguetes, objetos y herramientas, como colores, pinceles y materiales que el niño pueda utilizar libremente. Los colores, texturas y formas son aspectos clave de la ambientación. Es el lugar donde pueden desarrollar la libertad de elección y de movimiento, mediante la exploración libre del entorno.

Los materiales que ubiques en el lugar deben captar la curiosidad del niño para que motive su deseo de aprender. Por ejemplo, una buena selección de libros infantiles lo invitará a desarrollar actividades como narración de cuentos, conversaciones sobre los temas que ven y leen, juegos, canciones, etc.

  1. Elimina los obstáculos que puedan limitar su experiencia

Revisa que todo esté a su alcance: si el pequeño no puede ver los objetos o tomar alguno fácilmente que llame su atención se irá reduciendo su curiosidad y deseos de explorar. Coloca los objetos a su altura, por ejemplo, utiliza libreros de su tamaño donde coloques sus libros favoritos y así él se sentirá seguro para tomarlos y revisarlos libremente, y de esta forma estarás fomentando también el amor por la lectura. Para guardar sus juguetes busca contenedores que sean fáciles de abrir y cerrar para que no se lastime.

  1. Estimula la independencia y creatividad

A veces es difícil para los padres promover la independencia, pero tenemos que asumir que los pequeños son personitas capaces y tienen derecho a tomar sus propias decisiones. Dale su espacio, déjalo descubrir todo lo que hay en su entorno y permítele que se equivoque. No hay problema en eso.

Evita impedirle hacer algo porque es demasiado pequeño. Evalúa que no hay riesgo y permítele explorar; si les ponemos límites podríamos estar negándoles la oportunidad de poner a prueba sus capacidades y crecer.

  1. Trata de intervenir lo menos posible

Aprender de los errores también es positivo. Si cuestionas y regañas demasiado puedes generar miedo al fracaso. El método Montessori nos invita a intervenir para orientar y guiar y en aquéllos casos que observemos que se requiera evitar una situación de riesgo para mantener a salvo al niño.

  1. Dale libertad para que encuentre su estilo de aprendizaje

Educar en el método Montessori implica dar libertad a los niños para que se involucren en el aprendizaje de la manera en que se sientan más cómodos: unos aprender haciendo y otros aprender mejor viendo cómo lo hacen los adultos o los otros niños. No debemos forzar el proceso sino que es necesario dejamos fluir.

  1. Aprovecha cada oportunidad para descubrir nuevas ideas

 

Los niños quieren aprender, conocer, investigar, probar… sus deseos por saber qué pasa a su alrededor son ilimitados, por lo que es muy importante que nos mantengamos atentos para enseñarles cosas nuevas y motivarlos para que lo descubran por sí solo. Por ejemplo, cuando es la hora del baño, es un momento perfecto para explicar los usos del agua, cómo llega a su casa y por qué es importante que la cuidemos.

 

  1. Involucra a los niños en las tareas del hogar

Invita al niño a participar en las tareas de la casa, por ejemplo que coloque los cubiertos en la mesa o que doble y organice la ropa lavada. Con estas actividades desarrolla sus habilidades y es más responsable.

 

La escalera de aprendizaje

 

Una de las herramientas más utilizadas es la escalera de aprendizaje Montessori, se trata de un taburete tipo escalera que le permite al pequeño llegar a lugares altos del hogar, como la mesa, el fregadero o el lavamanos. La idea es que pueda explorar su entorno y compartir con sus padres, a su altura, desarrollando su capacidad para hacer las cosas por sí mismo.

 

Se trata  entonces de ser respetuosos con las necesidades de los niños y de su ritmo para aprender. La comunicación es fundamental para generar confianza y aceptación.  Este método es ideal para los niños desde que son bebés pues les ayudará a crear un buen concepto de sí mismo, aprender de los errores y saber que son capaces de hacer las cosas por sí mismos, desarrollando una fuerte autoestima y adquiriendo la inteligencia emocional necesaria para crecer feliz.

 

Algunas fuentes consultadas:

 

https://www.etapainfantil.com/metodo-montessori-casa#:~:text=%C2%BFC%C3%B3mo%20implementar%20el%20m%C3%A9todo%20Montessori,a%20juzgar%20a%20los%20dem%C3%A1s.

https://www.etapainfantil.com/consejos-aplicar-pedagogia-montessori-casa

https://www.etapainfantil.com/lecciones-maria-montessori-padres

https://torredeaprendizaje.org/beneficios/

1 comentario en “Qué es el método Montessori y cómo aplicarlo en casa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *